«El infiel», de David Ball: una adictiva novela histórica de aventuras

Portada de El infiel, de David Ball

Aunque creas que eres tú quien elige los libros que lees, no te hagas ilusiones, me temo que es justo lo contrario: son los libros los que te eligen a ti.

Que sí, piénsalo un poco: ¿cuántas veces te has descubierto leyendo un libro inesperado, de esos que que no entraban en tus planes... y que te está encantando?

Pues eso es lo que me ha pasado con este El infiel, de David Ball. No entraba en mis planes. No conocía al autor; no había oído hablar del libro; la portada me deja bastante frío; la época en la que se inicia, la guerra franco-prusiana de 1870, pues ni fu ni fa; y tengo algo así como un millón y medio de libros, tirando por lo bajo,, mejor posicionados que él en la pila de pendientes.

Así que, ¿por qué iba a darle una oportunidad y concederle el privilegio de saltar hasta el primer puesto?

Pues por eso: porque son los libros los que nos eligen, y no al revés. Así que no te resistas más y déjate llevar. Por ejemplo, hasta aquí.

Menos mal que mi sexto sentido libresco es más listo que yo, porque anda que no he tirado la pasta veces y más veces en libros que estaba seguro que me iban a encantar y resultaron infumables (y lo peor no es la pasta tirada, es que diez o veinte años después siguen ahí, en la estantería, guiñándote el ojo con recochineo cada vez que pasas por delante. Solo por eso, ¡qué gran invento son los libros digitales!).

Vale, me concentro.

Añadir un comentario

Leer más...

5 blogs de escritores de novela histórica

5 blogs de escritores de novela histórica

Hace unas semanas te comentaba que últimamente la casa común de la novela histórica española parece el camarote de los hermanos Marx, de tan repleta que está. Afortunadamente, que esto es como lo de los bares: si hay uno solo en el barrio, sus clientes serán los vecinos y para de contar; si montan diez más, los clientes acudirán de toda la ciudad.

Pues lo mismo con la novela histórica: cuanta más se escriba, mayor interés por el género. Y en esas estamos. Si hace diez o quince años era más difícil encontrar una buena novela histórica española que un billete de quinientos en el bolsillo de un currante, hoy estamos convirtiéndonos a velocidad de crucero en toda una potencia mundial de talentos: no solo hay un gran número de escritores que se dedican a la novela histórica, sino que además rebosan calidad a espuertas.

(Ahí reconocerás que he estado fino, que en un ataque de modestia no he escrito «rebosamos»... pero me ha costado lo mío, conste).

Claro que con tantas hormigas en el hormiguero (¿o eran avispas en el avispero?), lo difícil es que el lector te reconozca. Peor todavía: que sepa que existes. Ya, ahí están las redes sociales, donde cualquiera puede hacer ruido. Estupendas para marear al personal contándoles lo maravillosos que son nuestros libros... y para que nos bloqueen a la primera de cambio. Con toda la razón, yo estoy pensando en bloquearme a mí mismo...

Otra opción para darnos a conocer (y de paso dar rienda suelta a nuestra interminable verborrea, que para eso somos escritores) son los blogs. Me atraen mucho más porque son espacios personales a través de los que puedes entablar una relación más sosegada con los lectores y compartir con ellos intereses comunes, que por algo están ahí leyéndote en vez de culturizándose con el Marca o elaborando su tesis sobre sociopatías contemporáneas viendo Sálvame o cualquier otro programa de investigación de los que abundan en las televisiones en abierto.

Añadir un comentario

Leer más...

Mega pack Ebrolis de novela histórica: ¡paga lo que quieras!

Mega pack Ebrolis de novela histórica, portadas libros

¿Te gusta la novela histórica? ¿Sueles utilizar un ereader / smartphone / tableta / portátil o similar? Pues sigue leyendo, porque esto te va a interesar. Mucho. Tanto que cuando termines, si no consigues reprimirte, puedes darme un besito de agradecimiento en la mejilla (pero sin pringar, que te conozco). 

Primero lo primero: ¿quiénes son estos tipos, Ebrolis?

Se trata de una página que ofrece un servicio interesante y novedoso: semanalmente, selecciona los mejores ebooks de los géneros que te interesan y te envía un correo electrónico para indicarte dónde los puedes adquirir al mejor precio posible o, en muchos casos, descargar de forma gratuita (y legal).

Interesante, ¿verdad? Pues todavía hay más. De tanto en tanto, cuando se aburren mucho se les enciende la lucecita esa de la inspiración, reúnen en un pack un puñado de libros y los ofrecen a un precio especial. Tan especial que eres tú el que lo decide.

Sí, has leído bien...

Añadir un comentario

Leer más...

The son, una magnífica serie histórica sobre el Salvaje Oeste

The son, una magnífica serie histórica sobre el Salvaje Oeste

Lo reconozco, cada vez me vuelvo más exigente con las series que veo. Supongo que es algo inevitable dada la hiperinflación actual, que parece que las hacen en serie. Oh, vaya, claro que las hacen en... Esto... Mejor sigo.

Cuando no teníamos más que dos cadenas de televisión y un puñado de series, cualquier bodrio nos parecía bueno (menos El coche fantástico, esa nunca, que uno podía ser joven pero con criterio, y David Hasselhoff siempre me pareció de plástico. Igualito que los madelman, ahora que lo pienso. Pero en hortera).

Por cierto, si te suenan La casa de la pradera o Bonanza es que eres tan viejo como yo (quiero decir, tienes tanta solera como yo)... lo que me indica que sabes de sobra que esa tonta humedad que nos aparecía en los ojos los sábados por la tarde no eran lagrimones, sino vete-tú-a-saber-qué-porquería que había en el aire, cosas de la contaminación, seguro.

En fin: igual que con los libros, la abundancia (y la práctica) hacen que nos volvamos exigentes y que cada vez sea más difícil encontrar una serie que nos parezca buena. Por eso, tropezarse con algo como The son es todo un lujo. Te explico por qué. 

Añadir un comentario

Leer más...

15 novelas sobre la exploración y conquista del mundo

15 novelas sobre la exploración y conquista del mundo

Desde que existe Google Maps nos hemos quedado sin viajes. Entiéndeme, es una herramienta asombrosa, excepcional, pero no me niegues que nos ha robado buena parte de la fascinación que producían los viajes. Ahora, antes de subir al avión podemos pasear virtualmente por las calles que vamos a visitar, recorrer sus ciudades, ver sus monumentos e, incluso, entrar en sus edificios. ¿Dónde queda el misterio, la ilusión por conocer algo nuevo, de dejarnos sorprender por tierras y paisajes exóticos?

¿Recuerdas cuando preparábamos los viajes con guías de papel y nuestra cabeza volaba imaginando cómo sería el país al que nos dirigíamos y del que apenas teníamos un poco de información? Todo eso se ha ido, como se fueron incluso antes los monstruos marinos y las terras incognitas de los mapas.

Aunque hoy parezca difícil de concebir, hubo un tiempo en que el globo terráqueo no era esa pequeña y familiar bola que aparece en nuestras pantallas al abrir Google Earth, sino un inmenso y misterioso espacio repleto de maravillas. Un espacio que, poco a poco, fue siendo explorado, conquistado y domeñado por gentes bravas, locas, intrépidas y, en muchas ocasiones, también sanguinarias

Menos mal que nos queda la literatura y que, a través de las páginas de los libros, podemos revivir todas esas aventuras asombrosas que deparó la exploración y conquista del mundo. Si quieres sentir la fascinación de descubrir el mundo, estas son tus lecturas...

Añadir un comentario

Leer más...