MedievalarioMedievalario, un bestiario medieval

Autor: Fran Zabaleta 
Ilustrador: Francisco Pérez Villanueva 
Editorial: Redelibros
Páginas: 320
Temática: novela histórica
Disponible en: papel y ebook

Un santo riguroso e intransigente que persigue con saña la herejía y que está dispuesto a cualquier sacrificio por su dios; un noble caballero que, harto de malvivir como guarda de mercaderes tras traicionar a los suyos, se dirige a una fortaleza asediada en busca de un nuevo señor al que servir; un chiquillo campesino que vive en una posada del camino de Santiago, de padre desconocido y tan hermoso que todos le creen hijo del demonio; y un rey glotón que lleva diecisiete años encadenado: tales son los protagonistas de estas historias que, a semejanza de los bestiarios medievales, reflejan una sociedad todavía sometida por la superstición y dominada por la naturaleza, despojada de tópicos, a la vez cruel y fascinante. 

Más que una novela, Medievalario es una radiografía de la Edad Media, un retrato descarnado trazado con pulso firme, una historia épica y absorbente que sumerge al lector en un mundo que creía conocido... hasta que comienza la primera página.

 

En Medievalario te encontrarás con cuatro historias, en realidad tres novelas cortas y un relato final. Son de lectura independiente, pero al leerlas en conjunto el libro cobra mayor sentido. Cada historia se centra en un orden social: oratores, bellatores, laboratores... y, finalmente, el rey.

De correctione rusticorum cuenta la historia de Martiño de Braga, uno de los monjes que más hizo en los albores de la Edad Media por imponer el dominio de la iglesia romana frente a «herejías» y creencias «paganas», un santo riguroso e intransigente que está dispuesto a cualquier sacrificio por su dios.

El bando perdedor se centra en la figura de Lopo Feixoo de Milmanda, un noble que, harto de malvivir como guarda de mercaderes tras traicionar a los suyos, se dirige a una fortaleza asediada en busca de un nuevo señor al que servir.

El husmo de la tierra narra la dura vida del pequeño Roi, un chiquillo campesino que vive en una posada del camino de Santiago, de padre desconocido y tan hermoso que todos le creen hijo del demonio.

Finalmente, Con los fierros relata la muerte del último rey de Galicia, García II, encarcelado por su hermano Alfonso VI durante diecisiete años. El rey, aunque sea un monarca prisionero, es el que da sentido a la sociedad, es la imagen simbólica que representa la unidad de esta sociedad trina, al igual que el dios cristiano es a la vez dios padre, dios hijo y dios espíritu. De ahí que sea el rey el que cierra este libro.

 

Lo que opinan los lectores

«El potente ritmo narrativo, el interés particular de cada historia y la perfección de la prosa transportan al lector, casi con liviandad, a unos tiempos muy lejanos que perduran todavía…».
«¡Brillante! Una historia que retrata de manera magistral la crueldad y la inocencia. Una de las mejores lecturas del año».
«Un libro absolutamente maravilloso, de prosa bordada, de matices y sentimientos. Literatura con mayúsculas. Una de las mejores voces de la narrativa española actual».
«Me mantuvo intrigado todo el tiempo y no empecé a atar cabos hasta que iba terminando». 
«Consigue impresionar desde la sencillez, sin efectismos. Trabaja los personajes con una gran profundidad».
«La novela engancha. Bien escrita, magnífico vocabulario, personajes interesantísimos y un repaso a la Galicia medieval que nadie debería perderse».
«Su capacidad descriptiva hace que sea sumamente sencillo sumergirse en el ambiente y disfrutar, o sufrir, como si de espectadores en directo se tratase».
«Las historias de Martiño, Lopo, Roi y el rey García nos hablan de asuntos muy cercanos, universales, reconocibles. Una novela tremendamente humana».
«Francamente impresionante. Los cuatro relatos están perfectamente escritos. El autor está ampliamente documentado y nos sumerge en la Edad Media con facilidad, con personajes que nos atrapan desde el primer momento. La recomiendo a todos aquellos que gusten de la novela histórica».
«Lectora sorprendida. Llegué a Medievalario a través de una de sus narraciones incluidas, El bando perdedor, que el autor puso en descarga gratuita en Amazon. Como me gustó compré después el libro. No soy de novela histórica, me tiran más otros géneros, pero he de decir que este autor tiene un estilo muy cuidado, muy trabajado, y sobretodo muy bien documentado.

Me ha sorprendido muy gratamente lo mucho que me ha gustado el libro entero, pues recrea una época oscura de una manera magistral; acostumbrados como estamos a una Edad Media de cuento, este libro es un golpe de la realidad más dura, derribando muchos tópicos y mostrándonos que no era agardable esa época.

He leído en otros comentarios que te sumerjes tanto en la lectura que hasta sientes los olores descritos por Zabaleta y estoy totalmente de acuerdo, sientes los olores, el hambre, el frío, la miseria. Muy buen libro, recomendado».

(Sobre El bando perdedor) «El bando perdedor es una novela que me ha encantado. Es de destacar su enorme calidad literaria. El estilo en que está escrita me ha gustado mucho. El lenguaje es culto, con un vocabulario extenso y apropiado, pero al mismo tiempo ágil y fácil de leer. Mantiene un justo equilibrio: no es ni recargado ni simple.
Por otro lado, el argumento engancha desde el principio. Se narra la historia de Lopo Feixoo, un excaballero venido a menos, atormentado por un pasado que se va revelando progresivamente. El momento histórico es el año 1476, durante la guerra civil entre Juana la Beltraneja e Isabel la Católica. El protagonista se ve inmerso en el asedio a una fortaleza por parte del ejercito de Juana la Beltraneja. Allí se encuentra con antiguos compañeros de batalla, lo que le obliga a enfrentarse a los dolorosos recuerdos de su pasado. De forma paralela se van narrando el desarrollo del asedio y los recuerdos de Lopo, historias que están inextricablemente unidas.
En definitiva, El bando perdedor es una novela histórica muy recomendable».
«Espléndida sorpresa. muy bueno. No sabía qué esperar, el título me sugería una descripción de animales más o menos mitológicos; nada que ver: son tres magníficos relatos, perfectos, estupendos y originales. Una edición muy cuidada, no hay una coma fuera de su sitio ni una errata. Lo hago con muy pocos libros: lo he dejado en el kindle para releerlo y eso lo hago con muy pocos».
«¡Así se debería enseñar la historia! Maravillosas descripciones, sin concesiones a las realidades de la Edad Media. ¿Quién dijo que cualquier tiempo pasado fue mejor? Oscura Edad Media y oscura Galicia. Ojalá este autor siga escribiendo. No hay ningún final feliz. Ni en esta obra ni en la otra donde cuenta lo de los anabaptistas... ¡Pero eso es la realidad! Muchas gracias. Me convertí en un Zabaletadicto. jaja».