«El infinito en un junco», de Irene Vallejo: el «Sapiens» de la historia del libro

El infinito en un juncoSi has leído Sapiens, ya habrás comprendido lo esencial: lo que hoy te traigo es tan especial y extraordinario como el libro de Yuval Noah Harari.

Y así es: estamos ante uno de esos ensayos que aparecen muy de tanto en tanto, como perlas deslumbrantes en un mar contaminado por lo accesorio. Una joya que atrapa y seduce desde la primera página, solo que en un terreno diferente: en este caso, Irene Vallejo nos acompaña en un fantástico viaje por la historia de los libros.

El tema puede parecer poco apetecible si no eres un lector voraz, pero te aseguro que solo tienes que abrir el libro y leer las primeras diez o doce líneas para que tu cabeza empiece a volar...

 

El infinito en un junco irene vallejo

El infinito en un junco, de Irene Vallejo

Este es un libro sobre la historia de los libros. Un recorrido por la vida de ese fascinante artefacto que inventamos para que las palabras pudieran viajar en el espacio y en el tiempo. La historia de su fabricación, de todos los tipos que hemos ensayado a lo largo de casi treinta siglos: libros de humo, de piedra, de arcilla, de juncos, de seda, de piel, de árboles y, los últimos llegados, de plástico y luz.

Es, además, un libro de viajes. Una ruta con escalas en los campos de batalla de Alejandro y en la Villa de los Papiros bajo la erupción del Vesubio, en los palacios de Cleopatra y en el escenario del crimen de Hipatia, en las primeras librerías conocidas y en los talleres de copia manuscrita, en las hogueras donde ardieron códices prohibidos, en el gulag, en la biblioteca de Sarajevo y en el laberinto subterráneo de Oxford en el año 2000. Un hilo que une a los clásicos con el vertiginoso mundo contemporáneo, conectándolos con debates actuales: Aristófanes y los procesos judiciales contra humoristas, Safo y la voz literaria de las mujeres, Tito Livio y el fenómeno fan, Séneca y la posverdad….

 

Lo más probable, a poco que hayas estado atento o atenta, es que ya hayas oído hablar del libro de hoy. Que te hayan llegado rumores o algún buen amigo lector te lo haya recomendado. Así me pasó a mí, me puso sobre aviso una gran amiga y devoradora de libros.

Y es que El infinito en un junco lleva meses en la lista de los más leídos, los más comentados y, mucho más importante, los mejor valorados. Basta echar un vistazo a las opiniones de los lectores en Amazon para comprender que estamos ante un libro excepcional, uno de esos rara avis que consiguen poner a toda la República de las Letras de acuerdo.

Y con razón. Puede que no te interese demasiado la historia de los libros, o que el mundo griego y romano no esté en la lista de tus universos preferidos, puede que los ensayos no entren a menudo en tu lista de lecturas habituales o que prefieras algo más actual.

Da lo mismo. El infinito en un junco es, ante todo, pura literatura, y puro amor por la literatura. Irene Vallejo es dueña de una personalísima voz literaria, cuajada de imágenes potentes, de esas que estallan en tu cerebro y te seducen con su brillantez. Y es también una voz cercana, casi íntima, que se va desnudando a través de las páginas, que te atrapa con las palabras y te obliga a seguir leyendo.

Irene Vallejo es dueña de una personalísima voz literaria, cuajada de imágenes potentes, de esas que estallan en tu cerebro y te seducen con su brillantez.

Estamos, claro, ante un ensayo, un extraordinario ensayo, y de ahí la comparación con Sapiens. Como este último, desvela y seduce, consigue que todas esas piezas que flotan en nuestra cabeza, ideas sueltas, pensamientos perdidos, datos olvidados, encajen en un todo sólido que es mucho más que la suma de las piezas.

Pero también es un magnífico libro de historia que te lleva de paseo por el mundo de la Antigüedad con una confianza y una cercanía que, por momentos, consigue que creas estar leyendo un libro de viajes. O escuchando a la contadora de historias de la tribu ante una buena hoguera, con el cielo infinito repleto de estrellas sobre tu cabeza, mientras a tu alrededor se escuchan los rugidos lejanos de los depredadores. 

Y es que esa es una de las grandes cualidades de Irene Vallejo: es una narradora nata, que hace brotar destellos de comprensión ante tus ojos, que sugiere mundos y desvela misterios. Si a esto le unimos una erudición tan profunda como viva, el resultado es inevitable... 

 

 

Dónde conseguirlo
amazon   Iberlibro logo

 

 

 ¿Conocías a la autora? ¿Has leído algo de ella?

Banner Lo extraordinario

 

Viaje al interior. 80 días en furgo por la España olvidada  Anuncio historias 2

 

 

Compártelo:

También te interesará

Ficción histórica: El descubrimiento que nos convirtió en seres humanos

«Breve historia de la Arqueología»: un apasionante viaje al pasado

Mejores servicios de suscripción para leer libros electrónicos